Cuando la temperatura comienza a estar por encima de los 0 grados centígrados, los días parecen ser cada vez más largos y la nieve comienza a derretirse, es señal de que la primavera por fin ha llegado. Y quien dice primavera en esta provincia, dice época para visitar la Cabane à sucre.

La extracción del jarabe de arce, “Maple syrup”, es una tradición que inició mucho antes de que los europeos llegaran al país. Se dice que las primeras cabañas de azúcar aparecieron a principios del siglo XIX. Aún si en aquel entonces eran consideradas como una actividad artesanal, la tradición se ha mantenido a través de los años y, hoy en día, existen más de 200 establecimientos que continúan esta dulce tradición en la provincia de Quebec.

El plan consiste en descubrir el proceso de recolección de la miel y la elaboración de los diferentes productos derivados, además de compartir un momento en familia alrededor de una mesa con un menú tradicional: el festín del tiempo de azúcar.

El dulce menú tradicional que se sirve en estas cabañas de azúcar está compuesto generalmente de: tortilla de huevos (omelette), jamón, papas, frijoles, tocino salado o las famosas “oreilles de crisse”, torta de azúcar y mucho, mucho “Maple syrup”. Para terminar de endulzar el paladar, y como toque final, no dejes de probar “la tire” una mezcla de jarabe de arce caliente y nieve.

Para conocer cuál es la “cabane a sucre” más cercana visita: www.cabaneasucre.org

Por: Agenda Social Magazine

Deja un comentario