Cincuenta metros de altura y erguido sobre la Plaza Charles de Gaulle (antigua Plaza Estrella), el monumento que tardó 30 años en ser construido, tiene mucha historia que mostrarnos, el Arco del Triunfo de Paris.

A la distancia, no se aprecia su magnificencia y sin embargo resalta como un símbolo de gloria. En su base podemos encontrar la tumba del soldado desconocido con la flama eterna, bueno no tan eterna, y en los cuatro pilares que lo sostienen las historias de las batallas Napoleónicas vencedoras y los nombres de los generales que participaron en ellas.

Leer más…

 

Ricardo Ruiz

Si quieres conocer más de viajes visita mis redes sociales:

web: triphote.com | Facebook: RickTripHote | Instagram: triphote | Twitter: @RickTripHote

Deja un comentario