“El clásico” es el partido donde se enfrentan los dos equipos más ganadores de España: FC Barcelona y Real Madrid.

A través de la historia, dichos equips han contado con los mejores jugadores del mundo y,  por consiguiente, al enfrentarse, protagonizan juegos electrizantes.

Ayer domingo se enfrentaban de nuevo a pocas fechas (5) para terminar el campeonato español. Teniendo en cuenta que el Madrid lidera la liga española con 3 puntos de ventaja sobre el Barça y un partido más por disputar (contra el Celta de Vigo), éste clásico toma una vital importancia para el desenlace del campeonato.

Dos equipos que llegan con realidades muy distintas: el equipo merengue clasificado a semifinales de Uefa Champions League  (UCL) ante un polémico y desgastante encuentro ante el Bayern Munich; mientras que el equipo culé llega eliminado de UCL a manos de la Juventus, en un frustrante partido donde la táctica italiana y su bloque defensivo fueron mucho más que la MSN y el Camp Nou.

En canto a las plantillas, la MSN y la BBC estaban en dudas para el inicio del partido. Neymar suspendido y Bale entre algodones. El Madrid con bajas en defensa,  sin Pepe ni Varane. El Barça prácticamente con su 11 de lujo, pero sabiendo que será el último clásico drigido por Luis Enrique en el banco del Barça, ya que semanas atrás manifestó que no seguirá en el equipo catalán la próxima temporada.

La BBC es liderada por Cristiano Ronaldo (CR7) y la MSN es liderara por Messi. Ambos jugadores han ganado 9 de los últimos 10 balones de oro, por lo que podemos concluir fácilmente que son los dos mejores jugadores del mundo. Sin embargo se presentan al clásico con distintas realidades: CR7 con 5 goles en la doble eliminatoria de UCL ante el Bayern Munich y Messi frustrado por el dúo Chiellini – Bonucci y con 37 meses sin marcarle al Madrid.

Pero como clásico es clásico, así como derbys son derbys,  no importa la realidad de los equipos, jugadores y técnicos. Son partidos en los que el destino se define en 90 minutos, sin un antes y sin un después.

Las 81000 personas presentes en el Santiago Bernabéu presenciaron un gran espectáculo, un partido de ida y vuelta, donde los porteros fueron grandes protagonistas y el resultado final fué un 2/3 a favor del Barcelona con un gol en las postrimerías del encuentro, más específicamente en el minuto 92, ya en tiempo de descuento. Fué uno de los majors clásicos de los últimos años, donde hubo de todo: gol en el último minuto de Messi, paradas espectaculares de los porteros, gol del polémico sustituto James, tarjeta roja a Ramos, polémica arbitral, lesiones como la de Gareth Bale, entre otras tantas situaciones destacadas.

Lesión de Bale: si bien el galés venía lesionado y guardado en otros encuentros para llegar a éste clásico al 100%, no se sabía si llegaría o no a ser convocado, al final no solo fué convocado, sino titular. Si bien el preparador físico y exámenes físicos determinan la convocatoria o no de un jugador que viene de lesión, es el técnico quien tiene la última decisión de quien va a saltar al campo de juego, además de que el jugador debe dar el “sí” sobre su condición física. A pesar de ello, el resultado fue el esperado: Bale titular y lesionado antes del término de la primera mitad. Personalmente creo que fué un error de Zidane, debió iniciar con Asensio y, en tal caso, ingresar al galés en el segundo tiempo,  dependiendo del desarrollo del mismo y del resultado. No vale la pena arriesgar a un jugador, teniendo recursos suficientes en la banca y, viendo los partidos que se avecinan.

Polémica arbitral: la terna arbitral liderada por Alejandro Hernández no tuvo un trabajo fácil. Un penal no pitado de Umtiti sobre CR7 al inicio del encuentro, la ausencia de amarilla ante tantas faltas de Casemiro, la posible roja a Marcelo ante el codazo a Messi, la posible amarilla en vez de roja a Ramos, los fueras de juego evidentes no señalados por el juez de línea. Muchas cosas por evaluar y analizar, sin embargo, desde mi punto de vista, Hernández tuvo un buen desempeño, fallando solamente en el penal a CR7, jugada en la cual el juez principal estaba lejos de la misma y, siendo tan temprano en el partido (minuto 3 aproximadamente) no era una decisión fácil de tomar. El otto fallo fué la no expulsión a Casemiro, por varias faltas merecedoras de la segunda tarjeta amarilla. Los jueces de línea fallaron en varios fueras de juego, 4 al menos, todos a favor del Madrid. De resto, el codazo de Marcelo no parece intencionado y en la roja a Ramos se evalúa la intención,  no el contacto, así que bien por ambas decisiones.

Tarjeta roja a Ramos: 4 minutos después del gol de Rakitic para dar ventaja al Barça de 2/1, Messi comenzaba un contragolpe y en medio del campo Sergio Ramos va con todo, con los dos pies por delante, con las plantas de los pies buscando las piernas de Messi. No toca a Messi, cierto, pero la intención es lo que cuenta y, no fué una falta táctica, fué a lesionar al rival. Así que opino que la tarjeta roja fue merecida.

Para continuar leyendo la noticia puedes hacer click en el siguiente enlace:

¡Hay Liga! 

Descripcion_Mario

mario-urdaneta

Mi nombre es Mario J. Urdaneta O. Soy fan de fútbol desde temprana edad. He participado en infinidades de torneos amateur de la disciplina futbolistica (Venezuela y Canadá). Participé en un reality show de fútbol en Canadá (One Last Shot). Durante la Copa América 2007 (Venezuela) participé con un equipo amateur en juegos de preparación contra Colombia y Paraguay. Tengo experiencia en emisiones radiales con programas de fútbol (ozonico.net). Asimismo escribo la seccion “futbolero” en la revista impresa Agenda Social, la cual tiene su version digital (agendasocial.ca). Fuí corresponsal radial para la cobertura de la Copa America 2016 (EEUU), estando presente en el Uruguay/Venezuela (Filadelfia) y Argentina/Venezuela (Boston). Estoy cotidianamente al tanto de todas las noticias relacionadas al fútbol. Sigo la mayoría de las ligas mas importantes de Europa, asi como los torneos de clubes y selecciones nacionales mas relevantes a nivel mundial.

Deja un comentario