Arrancan las grandes ligas

En esta nueva temporada veremos muchos cambios, no solo de jugadores, sino también en las reglas. Me refiero a una en particular: la del boleto intencional. Ahora el bateador no necesitará esperar cuatro lanzamientos intencionales para “recibir” el boleto, sino que bastará una seña del manager del equipo a la defensiva para que se le otorgue la base por bolas, todo esto para acelerar el tiempo del juego. Hablando de cambios, veremos muchas caras conocidas en equipos nuevos como el sonado caso del dominicano Edwin Encarnación, que no renovó con los Azulejos de Toronto y firmó con el campeón de la liga americana del año pasado, los Indios de Cleveland, y por menos dinero del que le ofreció Toronto. Nuevamente, Los Indios son favoritos.

Por otro lado, en el Este de la Liga Americana (que considero la más fuerte) no hay nada escrito ya que cuatro de los cinco equipos que la conforman (la excepción: Las Rayas de Tampa Bay) se reforzaron aunque habrá una leve ventaja por el picheo de los Media Rojas de Boston sobre los Azulejos de Toronto. Si hay lógica, la lucha por el banderín estará entre estos dos últimos. Es probable que el comodín de la Liga Americana salga de aquí.

En la división Central de la Liga Americana los favoritos son Los Indios de Cleveland para repetir el cetro del año pasado; sin embargo, tanto Los Reales de Kansas City como los Tigres de Detroit darán pelea. Ni Los Medias Blancas de Chicago ni Los Mellizos de Minnesota serán suficientemente competitivos.

La división Oeste de la Liga Americana es un caso extraño. Si nos guiamos por lo sucedido en el 2016, tanto Seattle como Anaheim tenían equipos para competir por el banderín. Al final, ambos decepcionaron, sobre todo Los Angelinos, ya que Los Marineros pelearon por el comodín hasta el último día de la temporada, incluso los mismos Astros de Houston mejoraron en la segunda mitad pero no les bastó. Al final el honor se lo llevaron Los Rangers de Texas, que mejoraron después del juego de las estrellas y se coronaron en su división. Este año será más reñido y asoman como favoritos Los Astros de Houston y Los Rangers de Texas.

En la división del Este de la Liga Nacional una vez más la pelea será entre Los Mets de Nueva York y Los Nacionales de Washington; podrían colarse Los Marlins de Miami.

En el lado Central de la Liga Nacional, los actuales campeones, Los Cachorros de Chicago, son los favoritos. No obstante, cambiaron mucho su nómina en el receso de temporada (la pérdida de Dexter Fowler y algunos lanzadores intermedios). Sus competidores son Los Cardenales de San Luis. Quizá el comodín de la Liga Nacional surja de esta división.

Por último, en la división Oeste de la Liga Nacional (tal vez la más débil de todas) no habrá muchos cambios con relación a las últimas temporadas. La lucha estará entre Los Dodgers de Los Ángeles y Los Gigantes de San Francisco. Los Rocosos de Colorado hicieron algunas adquisiciones esta temporada, aunque quizá no sea suficiente.

En Canadá, las miradas se enfocan en nuestro único equipo, Los Azulejos de Toronto, que, como cada año, juega en Montreal dos partidos de pretemporada para seguir promoviendo este deporte en toda la provincia y lograr de una vez por todas que el béisbol de grandes ligas vuelva a Montreal con un equipo permanente que tanta falta hace. El 3 de abril escucharemos la voz de “PLAY BALL” para dar comienzo a una nueva temporada.

Por: Joaquin Soto

Deja un comentario

Síguenos en

Newsletter Agenda Social

Suscríbete a nuestra lista de correos.

Dont't worry, we won't spam you.