De principio a fin…

Una visita relámpago de promoción trajo a Pablo Alborán a Montreal. Un Pablo terrenal, sencillo y muy tranquilo, aunque se describe a sí mismo como una persona nerviosa, y así lo afirmó durante la entrevista que concedió a Dimensión Latina de CIBL. Pablito, como lo llaman sus amigos, está promocionando su último trabajo discográfico llamado “Terral”, compuesto de 11 temas y una pista adicional a dúo con Ricky Martin.

Pablo comenzó a componer desde los 12 años y poco a poco fue abriéndose un espacio en el mundo de la música. Su primer sencillo “Solamente tú”, lanzado en 2010, lo ubicó en la cúspide de los listados de su natal España y de América Latina, tanto así que el video que se conoce del tema era solo una prueba (ya que se tenía otro concepto en mente) pero al ver el éxito del tema en las redes sociales se convirtió en el video oficial y ya está rondando los 200 millones de visitas. Todo esto ha sido una transformación que aún no termina de asimilar, con sólo tres discos en el mercado Pablo ha batido récords y ha logrado cosas que ningún otro cantante de su país había podido lograr.

Con un estilo poco convencional, con una voz llena de flamenco y con sus guitarras que evocan las tardes en las plazas de Madrid, Pablo afirma que no le molestaría probar otros estilos musicales, lanzarse en el mundo de la electrónica o, por qué no, realizar un dúo con algún intérprete de música urbana, de la cual confiesa ser gran admirador. Y es que los retos son el pan de cada día en su carrera musical en constante asenso, ha cantado en italiano, catalán, inglés y francés (idioma que domina debido al origen de su madre).

A pesar de anunciar una pausa en su carrera, tiene una agenda llena de compromisos adquiridos desde tiempo atrás y con los que piensa cumplir en su totalidad, para después centrarse en componer de nuevo de una forma más pura, buscando la esencia que sale de las notas del piano, de sus palabras perfectamente ubicadas en las armonías que han enamorado a una generación entera, y que lo han colocado en un lugar de privilegio haciendo de él algo más que una moda.

Aunque Pablo cuenta con una banda de siete músicos, basta con que tome su guitarra y que salgan las primeras notas de su garganta para envolver a la audiencia, en el idioma que sea. Y siempre dispuesto a sorprender, Pablo Alborán prometió volver y, la próxima vez, con un espectáculo para estar más cerca de sus seguidores y poderlos deleitar al son de sus canciones, que seguro muchos quieren, desde ya, cantar de principio a fin.

Por: Wilson Guerrero

 

Deja un comentario