Cuando Pizarro y los conquistadores descubrieron esta fortaleza, solo se preguntaban  ¿cómo?; no podían creer que los indígenas fueran capaces de haber construido algo así. Cuando la ignorancia y el miedo a lo desconocido ataca a los incapaces, solo les queda utilizar la fuerza para destruir lo que no comprenden.

Por suerte para las nuevas generaciones, aún podemos apreciar al menos un 20% de lo que fue la magnífica Sacsayhuaman. Aún hoy, no hay un acuerdo entre los especialistas de como se construyó y cual fue su real función.

Leer más…

Ricardo Ruiz

Si quieres conocer más de viajes visita mis redes sociales:

web: triphote.com | Facebook: RickTripHote | Instagram: triphote | Twitter: @rTripHote

 

Deja un comentario