Convencidos de que la música es la esencia de sus vidas, que es un espacio de transformación de sí mismos (donde dejan de ser seres corrientes y se convierten en eso que siempre han anhelado), que es el reflejo de sus emociones y sus sueños, llega a la escena montrealesa el Grupo SEREY. Este grupo está conformado por tres talentosos muchachos latinos: Carlos Sevillano de Perú, y Eliseo y Ricco de El Salvador, quienes decidieron juntar sus talentos, cansados de intentarlo por separado y conscientes de que la unión hace la fuerza.

La idea nació a principio de este año: hacer una banda que con el tiempo crezca, tanto en el número de músicos como de personas que trabajen para dar a conocer su proyecto, tal como ha ocurrido con bandas legendarias a todo lo largo de nuestro continente. Estos chicos enfrentan el reto diario de definir tanto su estilo musical como su imagen (ya que acoplar gustos y formas de entender este reto son diferentes), sus inspiraciones van desde la fuerza vocal de Marc Anthony hasta la voluptuosidad del guitarrista Carlos Santana, y eso es lo que hace más interesante el comprender el negocio de la música, el cual es una maquinaria que se compone de muchos elementos que van más allá del talento

Serey es una mezcla de la versatilidad del Pop, la cadencia R&B y, por supuesto, la fuerza del Rock. A pesar del poco tiempo que tienen de conformados, sus experiencias en la música suman más de 20 años: Carlos, vocalista, ha tenido la oportunidad de participar en importantes escenarios, como por ejemplo hace poco en el concierto de la súper banda venezolana “Guaco”, donde tuvo la oportunidad de hacer la apertura del espectáculo. En principio, el espectáculo de Serey estará compuesto de versiones de artistas y bandas de Latinoamérica, pero están trabajando también en sus propios temas. En este sentido, Carlos y Ricco se encargan de escribir las letras, mientras que Eliseo y Ricco se centran en la parte de los arreglos musicales, para darle a su música una forma con un estilo propio, la cual esperan imponer entre sus seguidores. Un ejemplo de ello es el tema “Que más da”, inspirado en la lucha diaria para alimentar una relación, así como ellos alimentan día a día la esperanza de abrirse un espacio en este medio competitivo, pero también son conscientes del talento de sobra que tienen.

Quizás en sus planes no estaba la creación de este grupo, pero la vida tenía planes diferentes para ellos y ahora avanzan lento, pero con paso firme: con una gran historia de lucha, con el objetivo de no renunciar a la pasión de sus vidas, dispuestos a dar un salto a lo desconocido y con la convicción de que el público de Montreal, y de muchas otras partes, está dispuesto a cederles un espacio, el cual consideran está saturado de ritmos urbanos y tropicales. Así que, rompiendo esquemas con una propuesta diferente, seguramente escucharemos este nombre más a menudo: Saray, un grupo que llegó para quedarse.

Por: Wilson Guerrero

Deja un comentario