GABRIELA MUÑOZ

Gabriela es nuestra “Chica Agenda Social” y aunque esto suene a reinado de belleza, ella fue escogida por una razón especial: reúne lo que es Agenda Social, persistencia y ganas de dar siempre lo mejor. Además, detrás de su sonrisa que contagia hay una historia de lucha como para el cine, de esas que no se pueden creer.

Ella arribó a Canadá por primera vez hace once años, donde hoy vive con toda su familia. Gabriela es administradora de empresas, pero muchos años antes de vivir aquí superó en Venezuela dos cirugías al corazón debido a un problema congénito. Los tratamientos le permitieron una vida bajo control; sin embargo, en una visita a su país un infarto cambió por completo sus planes. Regresó a Canadá y los chequeos médicos dictaron el veredicto: era necesario un trasplante de corazón.

Encontrar a un donante con urgencia era una misión que ronda el milagro, pero en solo una semana un corazón canadiense cayó como del cielo. Mientras muchas personas a su alrededor se llenaron de miedo e incertidumbre, Gabriela pensó: “fue la vida que me tocó”. Después de la cirugía exitosa vendría lo más complicado: la recuperación, los cambios de hábitos que alcanzaron incluso a su familia. Gabriela afirma que el mayor desafío fue dedicarse a sobrevivir, “a dar la vida entera, a vivir sin ninguna reserva”, como dicta una canción. Hoy, ella vive los días de la mejor forma posible, con una actitud ganadora que se ha convertido en señal de luz para los que sólo ven un túnel.

Tras la tormenta, ahora se zambulle en los ritmos intensos de la zumba, afina su inglés en una escuela de la comisión escolar, mejora a los clientes en un salón de belleza y visita nuevos restaurantes en cuanto puede.

– ¿Qué restaurante de Montreal te recuerda a Venezuela?

Gabriela nos lanza un par de nombres: “Cacique” y “Cachitos”; luego incluye en su lista restaurantes de Quebec: “Es que me encanta la poutine y la cola de castor”. Es un jueves de tarde nublada en Montreal. El otoño se despide con sus matices rojos y deja su hojarasca.

– ¿Te consideras una amante de la gastronomía?

“Sí”, y nos recomienda a ojos cerrados un local de sushi llamado “Kyomi”.

Gabriela contesta a nuestras últimas preguntas. “También me encanta viajar”, y enumera sus lugares favoritos: Mont-Tremblant, Chute-Montmorency, Viejo Québec y, por supuesto, Montreal. Pero el verdadero viaje de Gabriela apenas ha comenzado. Ejemplo de mujer latina lleva a su amada Venezuela en el claro latir de su corazón canadiense.

Descripcion_Wilson

Deja un comentario

Síguenos en

Newsletter Agenda Social

Suscríbete a nuestra lista de correos.

Dont't worry, we won't spam you.